Fascitis plantar

La fascia plantar es una aponeurosis o membrana que recubre la musculatura de la planta del pie desde su origen en el talón hacia los dedos. La inflamación o engrosamiento de este tejido se denomina Fascitis plantar. La función de esta fascia es el mantenimiento del arco longitudinal del pie y la absorción del impacto actuando como amortiguador del pie.

El dolor se nota en la parte inferior del talón cuando el talón impacta en el suelo durante el paso. Puede ser intenso durante los primeros minutos de la mañana o después de estar parado durante un tiempo.

Este problema es muy frecuente en los deportistas por sobrecarga y entreno inadecuados, aunque existen variadas causas para su aparición, como variaciones anatómicas en los pies (hiperpronadores, pie plano o pie cavo), sobrepeso, tendón de Aquiles corto, calzado inadecuado, alteraciones biomecánicas de las extremidades que comportan un mal apoyo (dismetrias, alteraciones en el eje de las extremidades inferiores).

En ocasiones el tratamiento es difícil, debiendo estudiarse la causa que origina el problema para corregir las posibles alteraciones en el apoyo del pie.

Los ejercicios de estiramiento de la musculatura de la pantorrilla son imprescindibles durante un mínimo de tres meses realizados de forma adecuada. También pueden ser necesarias las modificaciones en el calzado o el uso de taloneras o plantillas.

La evaluación médica debe ser muy precisa para garantizar el tratamiento seleccionado será efectivo. El tratamiento quirúrgico puede precisar del alargamiento de la musculatura.