Tendinopatías del aquiles

Los problemas de tendinitis o tendinosis del Aquiles se localizan en dos zonas: en la mitad del tendón (tendinosis del cuerpo del Tendón de Aquiles) y en su inserción en el hueso del talón o calcáneo (tendinopatía insercional).

La tendinopatía insercional es común en corredores, aunque también puede verse en otras personal debido a cierta forma del hueso del talón o a problemas inflamatorios.

El dolor se localiza en la parte posterior del talón. A menudo las molestias son peores al iniciar la marcha por la mañana, mejorando tras caminar un poco, pero también pueden empeorar con el uso de algún calzado que provoca roce en la zona.

La Tendinosis del cuerpo del Aquiles se presenta como dolor y engrosamiento en la zona del tendón. También es frecuente en corredores y deportistas, aunque también puede aparecer en personas sedentarias o tras tratamientos con algunos antibióticos.

El diagnóstico se basa en la clínica que manifiesta el paciente y una exploración física que puede ser necesario completarla con exploraciones complementarias como ecografía o resonancia magnética.

En la mayoría de los casos el tratamiento debe ser prolongado, con medicación, cambios en el entrenamiento o deporte, modificaciones del calzado  y fisioterapia durante 6 meses.